7 de marzo de 2017

"Oración al cielo de Sevilla"

Redacción Claver&Egler LSM

En la jornada de ayer, y como es tradicional en el primer lunes de Cuaresma en Sevilla, el Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla celebró el Piadoso Vía Crucis de las Hermandades de Sevilla en la Seo Hispalense. En esta edición, la imagen que presidió esta celebración fue la del Señor Orando en el Huerto, titular de la Hermandad de Montesión; cofradía que procesiona cada Jueves Santo desde su capilla sita en calle Feria.

El Señor de la Oración en el Huerto, procesionó sobre unas andas con un remodelado baquetón con remates plateados del antiguo paso de palio y doce medallones donde se representan los atributos de la Pasión. En el frontal lució una reliquia de Santo Domingo de Guzmán y el llamador del paso de palio de Nuestra Señora del Rosario en sus misterios dolorosos, titular mariana de la corporación.

Estas andas fueron iluminadas por cuatro candelabros de guardabrisas pertenecientes al paso de misterio, junto a dos faroles de plata en ambos laterales. El exorno floral fue un monte asilvestrado compuesto por rosas red naomi, liliums mambo y flor de cera, todas ellas en tonalidades burdeos.

El Señor Orante vistió una túnica bordada que ha sido restaurada y enriquecida por el bordador hispalense José Ramón Paleteiro Bellerín. Así mismo, el Señor lució sus potencias de oro, obra de los Hermanos Delgado.

La comitiva partió de la calle Feria a las cinco y cuarto de la tarde, recorriendo San Juan de la Palma, Santa Ángela de la Cruz, Cristo de Burgos, La Alfalfa para llegar por Cuesta del Rosario a San Francisco y desembocar por Colón, Alemanes y Placentinos a la Plaza Virgen de los Reyes; llegando a la hora y prevista. 

Tras el piadoso ejercicio del Vía Crucis, la imagen del Señor de Monte Sión salió a las calles de Sevilla pasadas las nueve y media de la noche. La comitiva de regreso pasó por la Plaza de El Salvador, Cuna, Orfila, San Martín; llegando a la Capilla del Rosario pasada la medianoche.