17 de enero de 2017

Éxito absoluto de convocatoria en la V Edición Más de 1500 trajes de flamenca en 6 días repletos de desfiles.

Comunicado Go Eventos/ Fotos: Anibal González


La Golden Edition de We Love Flamenco culminó la tarde del martes con tres desfiles concentrados en la tarde del martes. Foronda, Rocío Peralta y Sánchez Murube que ponían la guinda al pastel del quinto cumpleaños de la Pasarela We Love Flamenco. Los amantes de la moda flamenca no han querido perderse cada una de las jornadas de desfiles. Un total de 9000 personas han pasado por el Salón Real, ávidas de conocer lo que se va a llevar en materia flamenca durante la temporada 2017. Igual de grande ha sido la expectación mediática con más de 100 medios acreditados. En los desfiles se han podido ver más de 1500 propuestas de moda flamenca a lo largo de estos 6 días, donde han reinado los tonos oscuros y saturados. Los escotes asimétricos que dejan ver el vientre y los flecos con tintes degradados han sido sin duda alguna, las propuestas unánimes para la próxima feria de abril. Del mismo modo, lunares, flores y degradaciones de color han estampado la mayoría de los vestidos.

En esta última jornada de desfiles, el Hotel Alfonso XIII volvía a rebosar de un público que esperaba conocer las propuestas más flamencas de las tres firmas del día para este 2017 que comienza. El primero en desfilar fue Foronda, que presentó su colección “Primavera Floral”. El Salón Real se llenó de bordados, flecos y mantillas en un desfile donde pudo verse el mantón como crisol de cultura. De seda 100% natural, los mantones de Foronda evocan al colorido de la primavera andaluza, y así brillaron en toda gama de colores para disfrute de los asistentes además la unión con Roberto Diz, que colaboró con una colección de novias, aportó originalidad a este tipo de desfiles.

La siguiente en presentar su colección fue Rocío Peralta en el que no cabía un alfiler. “Pariwana” no defraudó al respetable, que con enorme espectación disfrutó del desfile compuesto por 40 trajes.Pariwana, que significa flamenco en andino es un homenaje a la cultura del Perú. La explosión de colorido de gasas, linos y algodones con reminiscencias andinas. Los tejidos bordados y los adornos de tul, ayudaron a redondear las líneas de esta colección, que estuvo complementada con accesorios que la diseñadora consiguió gracias a Mariana Barrios Fernández Concha, diseñadora de la Escuela de Moda de Perú.

Sánchez Murube con “Dolcevitosa” se inspiró en la Italia chispeante de la posguerra, la Italia de la Dolce Vita. Vestidos en su mayoría con lunares y estampados, pero también algunos lisos. Los tejidos por los que apostó Sánchez Murube fueron sedas, satenes, microsatén, encajes y piqué, así como nylon y organdí para las enaguas.

Termina We Love Flamenco pero empieza la cuenta atrás para conocer las propuestas de los diseñadores emergentes en VIVA by We Love Flamenco a partir del día 24 de enero en el Hotel Alfonso XIII.