16 de enero de 2016

Reportaje: Viernes de "We Love Flamenco" 2016


Comunicado/ Fotografías: María José Carrasco

Tercer año consecutivo que se celebra el desfile en beneficio de La Fundación Sandra Ibarra. Desfile solidario y muy especial en el que las modelos son pacientes del Hospital Virgen Macarena de Sevilla y en el que los fondos recaudados en taquilla van dirigidos a apoyar la investigación contra esta enfermedad que se desarrolla en el Hospital Virgen Macarena.



Abrió la tarde el diseñador de Bonares Antonio Moro que nos ha mostrado sus complementos: mantones, mantoncillos, peinas, juegos de pendientes, abanicos y pericones. Inspirada en la Semana Santa, más concretamente, en las labores artesanales de bordados en oro, cordonerías, flecado de bambalinas, orfebreria y flores de cera rizada. En el resto de la colección, se pueden ver influencias, por un lado de la naturaleza botánica, como flores, tallos, hojas, semillas; y por otro, en la geometrización de los elementos decorativos del complemento.



Lola Azahares presentó: “Diosas Flamencas” Hera, Afrodita, Atenea, Artemisa, Pandora, Helena, Electra, Venus. trajes canasteros con volantes superpuestos con abundante vuelo.Los tejidos elegidos tras una extendida selección de popelines con diferentes tamaños de lunar, satén de licra, plumetis, estampaciones digitales, koshivos, encajes bordados y devorados, telas naturales como linos, batistas, gasas, sedas naturales. Colores clásicos en el traje de flamenca:  blanco, negro y rojo, pasando por él azulina, verdes y amarillos…




Moda masculina con O´Kean ya que cada vez está más definido el vestido de hombre para asistir a las ferias y las noches de romería.Trajes sastre con variedad de coloridos. Marieta, con trajes llenos de lunares, predominando el lunar negro sobre azules, rosas y amarillos en tonos pastel. Trajes de noche aflamencados para cualquier ocasión.


Siempre Cayetana, ha sido el título elegido para la propuesta de Rocío Olmedo, homenaje al valiente y reconocible estilo de Cayetana de Alba, tejidos ligeros y coloristas, gasas, muselinas añadiendo algún terciopelo.Fusión de épocas en los diseños, cortes  de talles muy altos y muy  bajos. Destaca la vaporosidad de las mangas con los que la diseñadora ha querido diferenciar este año su colección. Tanto la estética, maquillaje y peluquería tendrá sabor a la sevillana más ilustre que fue defensora del flamenco, con su manera de sentir y de lucir los trajes Complementados con los clásicos mantoncillos y claveles.


Raquel Terán  navega “Entre dos orillas” donde nace de la pasión  por el olor a mar y a río trianero y sevillana por un recorrido desde  torre del oro hasta bajo de guía. Sus telas se inspiran en colecciones que reflejan el color de una mañana de abril, volantes infinitos y talles altos, tonos empolvados y mil remates en cada vestido. Algodones estampados y vestidos de encaje beich para una flamenca actual y elegante.