13 de julio de 2015

El ayuntamiento mantiene el dispositivo de asistencia contra la ola de calor y la previsión de no bajar de 40 grados

Comunicado:

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, ha anunciado que va a mantener el activo el actual Dispositivo Especial por la Ola de Calor para la atención a la población, particularmente a la más vulnerable, mientras duren las condiciones meteorológicas actuales. Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), esta alerta se va a mantener sin fecha de remisión cercana, y se espera que a partir del lunes las temperaturas vuelvan a superar los 40 grados.  Por ese motivo, y al igual que los agentes de la Policía Local, los efectivos de Protección Civil permanecerán activados para prestar especial atención a personas en situación de riesgo frente a los efectos del calor, desarrollando medidas de atención y medidas paliativas como el reparto de bricks de agua de Emasesa, sobre todo en las horas centrales del día.

Las recomendaciones contra las altas temperaturas son extensibles a toda la población, aunque desde el Ayuntamiento se pone especial énfasis en la protección de los menores de 5 años y de los mayores de 65, particularmente en el cuidado de las personas que tienen contraindicada la exposición al sol por tratamientos de salud.  De igual manera es recomendable la especial atención a personas que sufran algún tipo de discapacidad que les impida protegerse del sol o entender los perjuicios que puede acarrear una exposición prolongada. En términos generales, desde el Ayuntamiento se recuerda que hay que evitar permanecer en coches aparcados, sobre todo menores y mayores, y eludir la exposición al sol en las calles a las horas centrales del día, desde las 12:00 hasta las 20:00 horas. Hay que insistir en la máxima hidratación, aunque no se tenga sed, las comidas ligeras y frescas sin abusar del alcohol, y la preferencia por espacios refrigerados y ventilados. Es recomendable una especial atención para las personas que realizan trabajos físicos intensos o para quienes practican deporte, siendo aconsejable  concentrar las actividades más intensas en las primeras horas del día, la hidratación continua, y la utilización de elementos que protejan de la exposición solar. 

Resulta necesaria la intervención ante síntomas de sobreexposición al sol y a las altas temperaturas, como son los calambres que se producen cuando se han perdido sales minerales, la ausencia de fuerza y decaimiento producto de la deshidratación, o los dolores de cabeza, náuseas, vómitos, la sed y el malestar general producto del agotamiento. La combinación de dolores de cabeza, náuseas, vómitos, piel enrojecida y caliente, la fiebre por encima de los 40 grados, la desorientación o las convulsiones pueden indicar que nos encontramos ante una situación de golpe de calor, ante lo que resulta imprescindible la consulta al 112, al 061, o la atención en el centro sanitario más cercano.  Así mismo es aconsejable llevar al enfermo a un lugar fresco y a la sombra o quitarle ropa para refrescarle, colocar la cabeza en una posición elevada, refrescar las axilas y la cara y ofrecerle agua y líquidos. Si se encuentra consciente, nunca se debe introducirlo en una bañera. Si se encuentra inconsciente, nunca se le debe ofrecer líquido, sino tumbarlo con las piernas flexionadas.