23 de febrero de 2015

Restaurada la Glorieta de San Diego junto al Parque de María Luisa

Ayuntamiento de Sevilla

Tras algo más de tres meses de trabajo, desde que el pasado 30 de octubre comenzara el proceso de restauración de la fuente de la Glorieta de San Diego, este conjunto arquitectónico, concebido como pórtico de entrada a la Exposición Iberoamericana de 1929, se muestra ya casi completamente recuperado. 

La  empresa adjudicataria de esta intervención (Dédalo, Bienes Culturales) ha  finalizado ya la mayor parte del proyecto redactado por la Gerencia de Urbanismo, que incluye tareas de limpieza, consolidación y protección de este monumento, obra de los autores Manuel Delgado Brackembury y Enrique Pérez Comendador. 

En este sentido, se han reconstruido ya los elementos que habían desaparecido y reintegrado los volúmenes que faltaban, atajando con ello el progresivo deterioro que sufría el conjunto. Hasta tal punto era delicado su estado general de conservación, que poco antes del inicio del proceso de restauración, se produjo el desprendimiento de un fragmento de una de las cornisas.

Una vez concluida la intervención sobre la parte superior de la fuente, incluida las esculturas, los trabajos se centran en la limpieza y consolidación del zócalo del conjunto, que está previsto finalicen durante este mes de febrero. La actuación en su totalidad tiene un coste de 37.000 €.

A falta de terminar estas tareas, y libre ya del andamiaje, puede apreciarse el resultado de la restauración a que se ha sometido este significativo monumento, considerado parte integrante del B.I.C. declarado del Jardín Histórico del Parque de María Luisa, y presente tantas veces en las postales históricas de Sevilla. 

El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez ha señalado que “la recuperación de esta fuente, se suma a las numerosas intervenciones que se están realizando desde el Ayuntamiento de Sevilla para la restauración de los conjuntos monumentales que se localizan en  las calles de Sevilla. Sólo en este entorno del Parque de María y del Prado de San Sebastián, en los dos últimos años se han restaurado los conjuntos escultóricos de la Glorieta de Covadonga, varios tramos de la verja que rodea al Parque, el monumento al Cid  y la fuente de las Cuatro Estaciones.”