13 de diciembre de 2014

Arte: "Una Virgen de China..."

Foto: La Hornacina
Redacción Claver&Egler LSM/Jaime Sánchez

Titulada Nuestra Señora Madre de Dios, Emperatriz de China; esta es la nueva imagen del imaginero murciano Antonio Jesús Yuste Navarro. Si creían haber visto de todo en la imaginería religiosa, aquí os traigo algo que no os va a dejar indiferentes.

Es verdad, que cada imaginero tiene un estilo a la hora de ejecutar su imaginería, influencias como la época, la región, los maestros, etc... Han marcado y marcan actualmente a cada profesional de este noble arte; pero sin embargo aunque cada imaginero tenga una corriente artística, sus obras religiosas casi siempre desembocan en un canon estético que se acercan entre sí.

Foto: La Hornacina
La obra religiosa que les presento a continuación, y que será venerada en la Catedral de Shangai; rompe los moldes estéticos de la imaginería religiosa de occidente, creando un acercamiento entre los católicos chinos y la Madre de Dios.

Como pueden observar, la imagen de Nuestra Señora Madre de Dios, Emperatriz de China, es una verdadera mujer de rasgos orientales y vestida como una emperatriz de las dinastías que durante siglos gobernaron el país asiático. La misma, es una recreación de un icono de pequeño formato que se encuentra en la Catedral de Pekín y que fue pintado por el maestro Chu Kar Kui.

Esta talla de tamaño real, con fisonomía puramente china, tiene una policromía suave y clara, la cual casa con el modelo de belleza de la casta noble china. Vestida con ropajes orientales, sujeta al niño Jesús.

La imagen de Jesús, dota de humanismo a la imagen de María, ya que ella no es un mero trono para el Hijo de Dios, sino que aporta ternura y despierta la devoción de los fieles.


Como nos cuentan en la web La Hornacina, el autor de esta obra ha tenido que renunciar a los contrastes y recursos pictóricos, los cuales podrían haber rematado esta obra; pero que no son de buen gusto en el mundo oriental.