11 de noviembre de 2014

Sevilla, una de las mecas del turismo musulmán en España


ABCSevilla

No cabe duda de que uno de los pilares económicos de Sevilla es el turismo gracias a su oferta social, gastronómica y cultural. En este marco, el legado andalusí de la capital hispalense que conforman el Alcázar, la Giralda o la Torre del Oro, así como la cercanía geográfica con países del Magreb y norte de África, atrae a un nicho de mercado turístico hasta ahora desconocido para muchos empresarios y restauradores sevillanos: el turismo musulmán, también llamado «halal».

Este tipo de turismo está dirigido a los visitantes musulmanes que buscan servicios y productos adaptados a los preceptos de la religión islámica (habitaciones orientadas a La Meca, salas de oración, menús sin rastro de cerdo, no consumir alcohol, etc.). No obstante, a pesar del lento aumento de este tipo de turismo en nuestro país, «España tiene mucho que hacer para responder a las necesidades de estos clientes, mientras que en países como Reino Unido, Australia o Japón se están haciendo clarísimos esfuerzos», ha afirmado en declaraciones a EFE Flora Sáez, socia fundadora de Nur&Duha Travels, único turoperador español especializado en este tipo de turismo.

Para la experta, el turismo nacional «no está aprovechando a fondo todas sus posibilidades» para convertirse en uno de los referentes mundiales del turismo halal. Y es que este mercado cuenta con un gran potencial económico para Sevilla y Andalucía en general (Córdoba y Granada son los otros dos focos principales de turismo musulmán en la región), una actividad que en 2013 facturó en todo el mundo más de 112.900 millones de euros, es decir, alrededor del 13 % de los gastos globales de viajes.

En este sentido, a diferencia de otros países como Reino Unido y pese a que algunos negocios ofrecen productos y servicios que respetan los preceptos del Islam en materia alimentaria sin contar con certificado oficial de garantía halal, Isabel Romero, presidenta de la Junta Islámica y directora del Instituto Halal, ha declarado que son aún muy pocos los establecimientos dirigidos ex profeso a este tipo de turismo con certificado halal: un hotel y un restaurante de Marbella, ciudad conocida por atraer a turistas musulmanes de alto poder adquisitivo, y un local de comidas en Córdoba junto a la Mezquita.

Una muestra del potencial que este turismo tiene en nuestra región es la elección de Granada como sede del I Congreso Internacional de Turismo Halal, celebrado el pasado mes de septiembre y en el que los participantes defendieron la aportación económica al sector de este segmento en alza, dado, entre otros motivos, el «elevado poder adquisitivo» de estos turistas. Según María del Carmen de la Orden, profesora de la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Rey Juan Carlos, hay «un potencial tremendo en el turismo halal en España por nuestras raíces y nuestro patrimonio cultural, pero está poco explotado».

Fútbol como reclamo

Aparte de Sevilla, Córdoba y Granada, destacadas por su legado andalusí, otras ciudades llaman la atención de los turistas musulmanes, pero por una razón es bien distinta: el fútbol. Es decir, Madrid y Barcelona. Aunque pueda sorprender a muchos, «a algunos turistas les interesa más visitar el estadio Santiago Bernabéu que el Museo del Prado», ha señalado Flora Sáez.