6 de noviembre de 2014

Sevilla obtiene un Premio Nacional de Buenas Prácticas por el Clima



Ayuntamiento de Sevilla

Sevilla ha obtenido un Premio Nacional de Buenas Prácticas por el Clima, que otorga el Ministerio de Medio Ambiente en el marco de la Red Española de Ciudades por el Clima de la FEMP. Estos galardones tienen por objeto recopilar y difundir las actuaciones desarrolladas por las Entidades Locales españolas en el campo de la mitigación y adaptación al cambio climático. El galardón ha sido entregado en la mañana de hoy. 

Este premio nació con el objetivo de recoger los resultados de las iniciativas llevadas a cabo por los miembros de la Red para la prevención del cambio climático, permitiendo establecer criterios de valoración que ayuden a promocionar medidas de actuación contra sus efectos y divulgar las experiencias innovadoras realizadas por las Entidades Locales. 

Sevilla ha obtenido el Premio en su categoría Eco-innovación, que lo concede el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente a través de la Oficina Española contra el Cambio Climático. Ha sido otorgado a la Agencia de la Energía y para la Sostenibilidad del Ayuntamiento de Sevilla por sus trabajos sobre Certificación Local de Establecimientos Sostenibles.

La propuesta que ha sido premiada se trata de un proceso de certificación municipal expreso; los establecimientos e industrias que voluntariamente lo deseen pueden solicitar este distintivo municipal a la excelencia en sostenibilidad. Los solicitantes realizan un diagnóstico de sus flujos, identificando las posibilidades de mejora en relación con la minimización de las emisiones GEI (directas e indirectas). En base a este diagnóstico se proponen por el solicitante una serie de acciones que conforman los compromisos a los que hará frente durante el año siguiente, que serán revisados por la Agencia de la Energía y para la Sostenibilidad para poder optar a la renovación del distintivo (anual).

Este distintivo se regula a través de una circular, que desarrolla la Ordenanza Municipal para la gestión de la energía, el cambio climático y la sostenibilidad de Sevilla. Inició su andadura el pasado año 2013, en el que obtuvieron la Certificación el Hotel Novotel Sevilla Marqués del Nervión y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Edificación de la Universidad de Sevilla. En el presente año se están evaluando varias propuestas para su Certificación.

El certificado “Establecimiento Sostenible” emana de un análisis detallado destinado a verificar que una acción contribuye de manera cualitativa y/o cuantitativa a la Sostenibilidad de Sevilla, en base al Sistema de Indicadores de Sostenibilidad y a su valoración inicial.

El certificado “Establecimiento Sostenible” se otorga a aquellos establecimientos en los que se desarrolle alguna actividad que demuestre su contribución a la sostenibilidad urbana en Sevilla, a través de la mejora de la gestión energética, la minimización de emisiones, y/o el desarrollo social, económico y ambiental, que se habrán establecido previamente a través de la “Calificación de la Sostenibilidad”.

La obtención del certificado “Establecimiento Sostenible” es de carácter voluntario. El alcance del Certificado se limitará al establecimiento para el que expresamente haya sido concedido, sin que sea posible su utilización en otros establecimientos.

La Red Española de Ciudades por el Clima ha adoptado los siguientes criterios para definir una buena práctica: 

Legalidad: en ningún caso podrá incumplir la legislación vigente.

Impacto: mejoras tangibles en las condiciones de vida de la ciudadanía. 

Sostenibilidad: incorporación de todos los aspectos de una iniciativa orientada al desarrollo sostenible, incluyendo sociales, ambientales, económicos y culturales. 

Participación: fortalecimiento de la participación ciudadana, la aceptación e integración de la diversidad cultural y social, y la promoción de la igualdad y la equidad dentro de las condiciones locales. 

Ejemplaridad: capacidad ejemplarizante de la buena práctica en cuestión, cercanía de la misma a la ciudadanía y acciones realizadas por el Gobierno Local para difundir sus resultados y promover un cambio cultural. 

Capacidad de transferencia: posibilidad de desarrollar con éxito la buena práctica en otros Gobiernos Locales de características equiparables, sin que ello requiera grandes modificaciones en la iniciativa. 

Permanencia: capacidad de que sus resultados se mantengan en el tiempo. 

Tamaño: se tendrá en cuenta el tamaño y las capacidades del Gobierno Local que presenta la candidatura en cuestión. 

Visión global: se valorarán especialmente aquellas iniciativas propuestas que están enmarcadas en una estrategia global del Gobierno Local en el sector en cuestión. Por ello, se recomienda agrupar en una sola todas aquellas buenas prácticas que pertenezcan a un mismo campo. 

Innovación: se valorarán especialmente aquellas buenas prácticas que sean pioneras en nuestro país o a nivel internacional. 

Específicamente en la categoría de Eco-innovación, el jurado ha atendido para otorgar el Premio a: “Aquellos proyectos cuyas características tecnológicas permitan una innovación real o potencial que cree valor añadido y ayude a reducir el uso de recursos naturales y/o la degradación ambiental, contribuyendo especialmente a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la mitigación del cambio climático”.