12 de julio de 2014

Sexto encierro de los Sanfermines: Fuente Ymbro

RTVE

El sexto encierro de San Fermín 2014, con los toros gaditanos de Fuente Ymbro, prometía riesgo por la lluvia y la masificación del fin de semana, pero ha resultado ser uno de los más rápidos y limpios en lo que va de sanfermines, con una duración de 2:49 segundos. Solo tres mozos han sido trasladados al hospital con traumatismos, sin ningún herido por asta de toro.

Dos toros adelantados, uno negro y un jabonero, han lanzado derrotes a derecha e izquierda en la cuesta de Santo Domingo y han provocado momentos de peligro. Sin embargo, el comportamiento de la torada a lo largo de toda la carrera ha sido de gran nobleza, ya que en ningún momento han embestido contra los corredores.

Así, solo tres corredores han sido trasladados al hospital, dos de ellos por contusiones en el brazo derecho, en los tramos de Santo Domingo y Estafeta, y un tercer mozo con una contusión en la pierna derecha en el tramo de Telefónica, según han informado los servicios sanitarios.

La torada, formada por dos negros, tres castaños y un jabonero, ha salido muy veloz y agrupada de corrales, guiada por los cabestros, y ya en la cuesta de Santo Domingo dos toros se han adelantado al resto de los animales lanzando derrotes a ambos lados de la calle. Ambos astados han vuelto a ser absorbidos por el grupo a la altura de la plaza consistorial.

Algunos corredores se han caído en la calle Mercaderes y han pasado momentos de apuro. Uno de los toros, al resbalar, ha enganchado la camiseta de uno de los mozos, por fortuna, sin consecuencias.

Después la manada se ha abierto en la calle Estafeta, encabezada por los cabestros, dando lugar a carreras de gran belleza por parte de los corredores.

Pese a tratarse de un encierro muy concurrido, en el que podrían haberse visto comportamientos imprudentes de corredores inexpertos, el resultado ha sido de gran profesionalidad por parte de los mozos, lo que ha permitido buenas carreras ante los astados.