14 de julio de 2014

"Olivillo" siembra el pánico en el último encierro de los Sanfermines



RTVE

El último encierro de sanfermines 2014 con toros de Miura ha sido muy peligroso y complicado, ya que un toro rezagado que se ha dado la vuelta se ha ensañado contra un mozo al que ha corneado varias veces contra el vallado en Mercaderes.

Según el parte de los servicios de emergencia, hay tres heridos por asta de toro uno de ellos en estado grave con cornadas en tórax, abdomen y en el muslo izquierdo. Dos de los corneados son ciudadanos australianos.

Otras cuatro personas han sido trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra con traumatismos.

El encierro transcurría con normalidad, con la manada corriendo muy agrupada y veloz con un toro negro mandando en el grupo hasta que han llegado a la Curva de Estafeta donde dos astados cárdenos se han resbalado, se han golpeado contra el vallado y han quedado retrasados.

Uno de los "coloraos", de nombre Olivito y de casi 600 kilos de peso, se ha girado sobre las patas y ha embestido con fuerza varias veces contra un mozo al que ha levantado del suelo durante varios segundos creando una situación dramática al comienzo de Estafeta, en las imágenes más angustiosas que se han vivido en estos sanfermines.

"Sin duda ha sido el encierro más peligroso porque el toro estaba muy fuerte e iba golpeando a la gente aparte de las embestidas", ha explicado Javier Solano, el experto en encierros de TVE.

Olivito siembra el peligro

Tras abandonar al corredor que ha podido ser retirado por un hueco de la valla, el morlaco ha trotado aturdido durante medio kilómetro en solitario mientras los pastores y los mozos más experimentados se afanaban por reconducirle al coso pamplonés donde finalmente ha entrado con mucho retraso respecto a sus hermanos guiado por los cabestros de cola.