11 de junio de 2014

Como ir a una entrevista de trabajo

Isabel Sanz
Directora de Mancool

La delicada situación económica que aún seguimos atravesando en España convierte cualquier entrevista de trabajo en algo decisivo. Si antes el tener ganas de trabajar y un buen CV  podía ser suficiente para poder encontrar un trabajo, ahora no es así. Las empresas se “aprovechan” de la extrema necesidad de trabajar, intentando engrosar en sus  filas al personal más cualificado.  

Cuando se llega a una entrevista de trabajo es muy probable que se venga agotado y dolorido por muchos descartes previos. Esto unido a que la propia situación económica tampoco nos   permite llevar la imagen más adecuada, nos acaba creando una gran  inseguridad que el reclutador percibirá, probablemente,  nada más  vernos  entrar por la puerta.

Te vamos a dar unas sencillas pautas para que tanto psicológicamente como estéticamente vayas lo mas apropiado y seguro de ti mismo a una entrevista, Esta seguridad será el 50 % del triunfo.

Como preparar una entrevista

Información

Lo primero que debes hacer es informarte de la empresa para la que quieres trabajar, su estilo, filosofía, historia, puntos fuertes, productos, personal etc. Incluso, si puedes intenta buscar algún artículo donde se hable de ella, mejor que mejor. Ahora con internet lo tenemos todo al alcance de nuestras manos. internet está para mucho mas que para buscar amigos….

Puntualidad

La puntualidad  es muy importante, ya que de ella a veces se puede llegar a desprender el interés que tienes en ese puesto. No lo dejes a la improvisación y un día antes ve a la dirección donde se realizara la entrevista. Si puedes hazlo en trasporte público, así irás mas tranquilo y no te tendrás que preocupar de buscar aparcamiento si fuese necesario, o de cambiar el ticket de la hora si no hubiese ningún parking público cerca y la entrevista se demorara en tiempo. Ten por seguro que no serás el único que la empresa entreviste ese día.
Ser tu mismo
No intentes decir lo que tú crees que el entrevistador quiere escuchar, ya que perderás naturalidad y eso hará que la persona que te esta evaluando pueda pensar que le mientes. Tampoco engordes tu formación ni experiencia, ya que no sabes a quien tienes delante y puede salirte con alguna pregunta que no sepas contestar y eso hará que pierdas todo lo que hasta ese momento hayas conseguido. Cuidado  con este detalle.

Abuso de confianza

Por muy cómodo que el entrevistador de haga sentir, no olvides que no estás con un igual ni con un amigo. La persona que tienes enfrente te está  evaluando así que cuida tu posición al sentarte, al dirigirte a él, al gesticular  y al utilizar según qué tipo de expresiones. El es un experto que sabrá leer todos esos detalles.  Nunca, jamás, debes hacer ningún comentario ni de ideología política, ni de religión, ni por supuesto de sexo, aunque el reclutador te dé pie a ello.

Asumir que el entrevistador es el que manda

Puede que nos encontremos con que la persona que nos va a evaluar sea mas joven que nosotros e incluso tenga una preparación y experiencia muy inferior a la nuestra.

Aun así, debemos asumir que es una reunión de trabajo donde cada uno ya tiene el puesto asignado. El suyo es el de decidir si tu entras o no a formar parte del  equipo, y el tuyo es intentar formar parte de él.

Hablar mal de tus antiguos jefes

No tiene disculpa ni argumento de defensa  si hablas mal de tu empresa anterior o de tu equipo de trabajo, sea cual sea el puesto que ocupasen dentro de ella. Si lo haces crearas una imagen de ti de persona problemática, quejica  y conflictiva en la que no se puede confiar.

Como presentar el Curriculum Vitae

Cuidado con este pequeño pero importantísimo detalle. No solo debe estar hecho de la forma correcta, para ello tienes cientos de programas en internet que te ayudaran a hacerlo, debes llevar una foto actual y sin retoques, tipo carnet.

En folios limpios y por orden, deben ir metidos en una funda de plástico, para que a la hora de entregárselo al reclutador estén perfectamente  presentados.

TU IMAGEN

Esta parte puede ser lo que haga que la balanza se incline hacia ti entre varios candidatos elegidos
La dejadez de una imagen suele ser parte de tu personalidad en todos los campos de tu vida donde también se encuentra el laboral. Cuida hasta el último detalle.

 Las manos son una de las partes que mas puedes llegar a mostrar, así que llévalas limpias y arregladas. La cara y el pelo deben ir perfectamente aseados. Si eres de los que se han unido a la moda de la barba, llévala arreglada correctamente y no como si se te hubiese olvidado afeitarte. Si no sabes, ve  a un profesional  o te la quitas.

Si te has molestado en estudiar la historia y filosofía de la empresa sabrás cual es la imagen que la empresa quiere que sus trabajadores transmitan de ella, y no olvides que todas las empresas buscan ganadores. Si tu imagen general es de un perdedor o  vas desaliñado no contaran contigo para formar parte de su equipo.

No lleves traje, ni grandes firmas, a no ser que vayas a optar a un puesto muy elevado en una empresa.
No busques estridencias y destaques en exceso tus gustos si  son muy radicales, tipo tatuajes, tejidos en cuero, pulseras, pendientes, percing,  anillos, fular, estampados llamativos, prendas muy ajustadas…(aunque volvemos al 1º punto, si conoces la empresa y tienes la seguridad de  que es eso lo que buscan,  adelante…)

Una simple blazer gris o azul, una camisa blanca perfectamente planchada, un pantalon de vestir,  un chino o un modelo 5 bolsillos, un zapato  tipo Oxford, Derby o Monk Strap y si es necesario una corbata discreta sin motivos exagerados (ni mucho menos infantiles) será mas que suficiente para dar una imagen correcta de ti y de tu personalidad.

Suerte a todos los que os encontráis en este momento tan difícil. Espero que nuestros consejos os sirvan de ayuda. El trabajo revitaliza el alma y nos ayuda a ser mejores personas.