17 de mayo de 2014

El traje de Flamenca...



Antonio Mª Valera
Taller de Ropa “Estrella 13”

El traje de flamenca o traje de gitana era la indumentaria de la mujer andaluza de clase baja y de las gitanas de finales del siglo XIX y comienzos de XX, que no era más que una bata acompañada de volantes que usaban para la faena. Con motivo de la Feria de Abril del ganado de Sevilla, muchas acompañaban a sus maridos trasladándose de forma provisional en casetas de lona, las ahora conocidas como casetas de feria, y usando sus peculiares trajes para lucirse en tan gran evento.

Lo que en principio era una feria de ganado terminó siendo una feria más bien de ocio y aquellas batas engalanadas de la andaluza de clase baja, paso a ser un reclamo en entre las señoras de más alta alcurnia, al poder lucir una prenda que realzaba la figura femenina. Además la profesionalización del flamenco con un vestuario enriquecido en tejidos y complementos en los escenarios, encumbró aún más si cabe a esta vestimenta tradicional andaluza.


El traje de flamenca dio un salto vertijinoso a la moda, llegando a ser el identificativo de España por todo el mundo. Un traje regional con la singularidad de que varía y se reinventa con nuevos tejidos, complementos, encajes, bisuterías, volantes, mantones de Manila... El traje de flamenca es conocido como “cuerpo de guitarra” ya que realza y estiliza la figura femenina, y así se fue transformando poco a poco en un marcado escote en pico, redondo o cuadrado según la moda, para realzar el pecho femenino y ciñéndose en el talle para luego abrirse en la cadera con los volantes a forma de clavel. Todo esto, acompañado de un peinado recogido en moño y con la cara despejada viéndose los rasgos tan marcados y la extraordinaria belleza de la mujer morena andaluza.