6 de abril de 2014

Sociedad: " A veces cumplir el deseo de un niño es su mejor medicina"

Nicolás Valero Garrido
Ldo. CC. Información. Master Periodismo UAM/El País.

Así reza el slogan de la Fundación Pequeño Deseo de ámbito nacional,  que  lleva ya 14 años cumpliendo los  deseos de los niños con enfermedades crónicas o de mal pronóstico,  con el fin de ofrecerles el apoyo anímico necesario en su lucha contra esas enfermedades.

En Sevilla la Fundación lleva desde  2010 trabajando para que esos deseos tengan, -en palabras de Mercedes Vázquez Silva-, coordinadora de toda Andalucía, un «único objetivo que sea un apoyo emocional y psicológico para el niño, y mirar la enfermedad con fuerza y positividad. Está comprobado que esa energía influye en el estado de las defensas y en la evolución».

Mercedes, ¿Qué reflexión y balance haces de estos cuatro años desde que la Fundación comenzó su trabajo en Sevilla?.

Sin duda el balance es positivo. Empezamos con mucha fuerza y entusiasmo y con el convencimiento de que la ilusión puesta iba a dar sus frutos.
Realmente así ha sido. Hemos cumplido  en todo este recorrido de 4 años, 150 deseos. Nos hemos afianzado en Sevilla en los hospitales Virgen del Rocío y Macarena y hemos entrando en Reina Sofía de Córdoba.

Así mismo, hemos creado un equipo maravilloso de colaboradores, profesionales en sus distintos sectores, que con su fantástica ayuda conseguimos, con duro esfuerzo, organizar los distintos eventos solidarios y conseguir los fondos suficientes  para seguir avanzando. Tenemos un grupo de empresas, entidades y particulares que gracias a sus aportaciones, podemos hacer felices a los niños y a sus familias.


Desde el equipo de la Fundación y su gran familia, quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer a todos los que en estos cuatro años nos han ayudado y siguen con nosotros, desinteresadamente apoyándonos y haciendo que todos los niños puedan ver cumplido su deseo y así afrontar su día a día con energía, ánimo e ilusión. Ellos son los que de verdad han hecho posible la felicidad de los niños, y espero y deseo que así siga siendo. En mayo D.M. tendremos la gran gala de los 200 deseos en el Pabellón del Consulado de Colombia y os animo a que colaboréis con la Fundación para conseguir más y más deseos para estos niños que tanto lo necesitan.